La importancia del liderazgo digital para el éxito

Blog-Enero-20-1

Todos tenemos una noción sobre el liderazgo y los rasgos que distinguen a un buen líder: respeto, tolerancia, visión, innovación y alentador del trabajo en equipo. Para que una empresa u organización tenga éxito, es indispensable que un líder aplique los valores y actitudes positivas que inspiren a sus empleados a crecer. Se han desarrollado muchos estilos de liderazgo, como los de Stephen Covey o John C. Maxwell, que discuten cómo ser un líder efectivo y dinámico para llevar una organización al éxito.

La ciberseguridad es uno de los temas más recurrentes en cualquier evento o conferencia de tecnología. Desde nuevas técnicas de protección contra malware o mejores prácticas para cuidar tu nube de hackers, las empresas y gobiernos constantemente buscan nuevos métodos para protegerse contra los ciberataques y vulnerabilidades. Pero hay un tema relevante que pocas veces entra en las mesas de diálogo de ciberseguridad: El cómputo forense.

Sin embargo, uno de los retos más importantes que han tenido las empresas en los últimos años es adoptar y renovar los viejos estilos de liderazgo a la nueva realidad digital. Gracias a las nuevas tecnologías, el liderazgo se ha transformado profundamente y los líderes se han visto en la necesidad de adoptar una nueva mentalidad que les permita mantener la unión y el ánimo en sus grupos de trabajo.

La idea de combinar el liderazgo con las nuevas tecnologías ha sido el resultado de lo que muchos llaman liderazgo digital. Mientras que la noción del liderazgo ya la comprendemos, no queda tan claro que implica la cuestión digital. Para Tom Loosemore, experto en estrategias digitales, implica: “aplicar la cultura, prácticas, procesos y tecnologías de la era del internet para responder a las expectativas de las personas.”

Esto significa que la nueva generación de líderes, además de contar las aptitudes fundamentales de un líder, debe de integrar las nuevas soluciones tecnológicas a su estilo de dirigir. Con una mentalidad que entienda correctamente las ventajas y beneficios de la innovación tecnológica, es mucho más sencillo llevar a cabo procesos que las empresas buscan realizar como la transformación digital y comprender que la tecnología no es sólo una computadora o una tablet, sino una herramienta transformadora que da paso a la innovación y el éxito.

Es importante mencionar que el liderazgo digital no sólo le incumbe al líder o al departamento de tecnologías de información. Para que una empresa se transforme completamente, la tecnología debe permear todos los procesos y departamentos, desde ventas, marketing, operaciones, contabilidades y hasta recursos humanos, todos pueden beneficiarse de una nueva mentalidad digital.

Gabriel Muñoz, Director de Estrategia de Productos de Alestra, pone el ejemplo de los departamentos de recursos humanos, los cuales él considera fundamentales para un proceso exitoso de transformación digital: “El área de RH espera de alguna manera que las áreas de tecnología les traigan las nuevas tendencias y creo que debemos cambiar esta tendencia, siendo el área de RH la que investigue y ayude a adoptar esas nuevas tecnologías para las compañías.

iStock-1070271718

Este ejemplo nos muestra claramente cómo un líder digital debe promover el uso de las tecnologías en todos los ámbitos de la empresa, para que sea más sencillo incrementar la productividad y generar una cultura digital más dinámica y participativa que cultive la innovación y el éxito.

Si te interesa aprender más sobre las nuevas técnicas de liderazgo digital y cómo transformar tu negocio, no te pierdas la conferencia “Liderazgo digital: La unión entre el negocio, la cultura y la tecnología” de Gabriel Muñoz en el Alestra Fest 2020. Él y otros ponentes como Mark Schulman y Andrés Velázquez, discutirán sobre las tendencias digitales y de innovación más importantes que te ayudarán a transformar tu empresa. Regístrate en nuestra página oficial y sé parte de una experiencia única.

liderazgotransformacion digitaléxitoAlestra FestAdministraciónbuenas practicasliderazgo digital
Suscríbete al blog